Antonio Hernández Robles

Quiero agradeceros tanto a los seguidores como a los visitantes el que encontréis este Blog, como una forma de disfrutar del trabajo de campo que lleva a cabo este humilde fotógrafo y naturalista, con ello pretendo mostrar la Vida Salvaje y la Naturaleza que nos rodea, para así aprender a conocerla y a quererla, siendo este medio una manera de acercarnos a ella desde el punto de vista del naturalista, fotógrafo y amante del mundo animal.

Espero que disfrutéis y agradezco mucho la visita y los comentarios que algunos dedicáis a este trabajo.

Gracias.

lunes, 5 de junio de 2017

ÁGUILA CULEBRERA



   Hay miradas que matan y esa es la sensación que me produjo este águila culebrera (circaetus gallicus), cuando puso sus ojos sobre mi objetivo.
    Seguiremos intentando conseguir más imagenes de esta singular ave de presa que nos visita todas las primaveras desde sus cuarteles africanos.
   De momento valga este pequeño adelanto.


domingo, 30 de abril de 2017

MILANOS REALES

   En una reciente visita a Monfragüe tuve la ocasión de fotografiar al milano real (milvus milvus).
Bastante más escaso que el milano negro y cuyas poblaciones han sufrido un alarmante descenso, estimándose la población residente en España entre 1.900 y 2.700 parejas, mientras que los invernantes en torno 30.000 ejemplares, muy alejado de los 59.000 censados en 1994, un descenso de casi el 50%.
   Entre las causas de esta acusada disminución estarían la persecución directa, la ingestión de cebos envenenados, la intoxicación por rodenticidas, pérdida del hábitat, electrocuciones y la actual gestión de los restos procedentes de granjas y mataderos así como la desaparición de los muladares.
   Ave con una capacidad depredadora bastante limitada, por lo que suele decantarse por presas de fácil captura o enfermas, mientras que durante el invierno suele visitar basureros, muladares o granjas donde puede aprovechar los desperdicios que estas generan.

   En esta serie de imágenes parece como si el milano joven, el de la derecha en el escalón superior, está diciéndole algo al milano adulto, mientras que este parece escuchar atentamente.

   El tono de la conversación parece ir en aumento y lo que aparentaban ser unas simples palabras, se está convirtiendo en una auténtica bronca por parte del milano joven hacia el adulto, mientras este sigue impasible ante sus bravuconadas.



      El milano adulto replica al joven, parece no estar dispuesto a seguir soportando tanta palabrería.

   Cansado ya de aguantar, el milano adulto pasa a la acción, poniendo al descarado joven donde le corresponde, propinándole un certero zarpazo y expulsándolo del lugar.

   El hecho de utilizar un objetivo fijo, me obligó a cortar gran parte de la imágen, pero sirva esta toma para ver el desenlace de la historia.

   Fotos realizadas en el hide La Cañada (Torrejón El Rubio).

martes, 11 de abril de 2017

TIEMPO DE ABEJARUCOS

   Llega la primavera y con ella los esperados abejarucos (Merops apiaster), esperados y cada vez más escasos (por lo menos en mi tierra). 
¿Quién tiene la culpa de ésto?, creo que los mismos que están ocasionando el declive de otras muchas especies, como gorriones, golondrinas, vencejos, aviones comunes, etc.
   Aves altamente especializadas en capturar insectos al vuelo y que por culpa del uso indiscriminado de pesticidas, plaguicidas y toda la porquería que se está vertiendo en nuestros campos, hace que sus presas habituales sean cada vez más escasas, (véase el caso de las abejas y otros insectos voladores de gran porte).
   La proliferación de los cultivos intensivos, en los que se abona la tierra, se siembra, se sulfata y se recolecta en periodos de tiempo cortísimos y vuelta a empezar. Todo ello regado con la extracción de agua mediante profundos pozos que secan los acuíferos, necesarios para que las larvas de todos estos insectos se desarrollen.
   Las aves, siendo los mejores bioindicadores de la calidad de nuestros ecosistemas, son las primeras víctimas de nuestras atrocidades con la Naturaleza, pero esto, por supuesto llega a nuestros organismos. ¿cuando se adoptarán medidas serias para atajar esto?, quizá cuando ya sea demasiado tarde.
   Están muy bien todos los programas de recuperación de los grandes y emblemáticos animales de nuestra fauna, pero si nos olvidamos de los que están en la base de la cadena alimentaria, al final la pirámide se derrumba y estás pequeñas aves nos están avisando.
   Recuerdo como hace más de veinte años, resultaba fácil encontrar colonias de abejarucos en cualquier talud del río o ribazos de caminos. Desde hace tres o cuatro años la mayoría de estas colonias han desaparecido, si acaso después de mucho buscar se pueden localizar algunas parejas desperdigadas.
   Esperemos que no sea demasiado tarde y cambie esta tendencia, para que nuestros ojos puedan seguir deleitándose con las acrobacias del pájaro más bonito de nuestra fauna, del pájaro multicolor, del pájaro arco iris.