Antonio Hernández Robles

Quiero agradeceros tanto a los seguidores como a los visitantes el que encontréis este Blog, como una forma de disfrutar del trabajo de campo que lleva a cabo este humilde fotógrafo y naturalista, con ello pretendo mostrar la Vida Salvaje y la Naturaleza que nos rodea, para así aprender a conocerla y a quererla, siendo este medio una manera de acercarnos a ella desde el punto de vista del naturalista, fotógrafo y amante del mundo animal.

Espero que disfrutéis y agradezco mucho la visita y los comentarios que algunos dedicáis a este trabajo.

Gracias.

martes, 11 de abril de 2017

TIEMPO DE ABEJARUCOS

   Llega la primavera y con ella los esperados abejarucos (Merops apiaster), esperados y cada vez más escasos (por lo menos en mi tierra). 
¿Quién tiene la culpa de ésto?, creo que los mismos que están ocasionando el declive de otras muchas especies, como gorriones, golondrinas, vencejos, aviones comunes, etc.
   Aves altamente especializadas en capturar insectos al vuelo y que por culpa del uso indiscriminado de pesticidas, plaguicidas y toda la porquería que se está vertiendo en nuestros campos, hace que sus presas habituales sean cada vez más escasas, (véase el caso de las abejas y otros insectos voladores de gran porte).
   La proliferación de los cultivos intensivos, en los que se abona la tierra, se siembra, se sulfata y se recolecta en periodos de tiempo cortísimos y vuelta a empezar. Todo ello regado con la extracción de agua mediante profundos pozos que secan los acuíferos, necesarios para que las larvas de todos estos insectos se desarrollen.
   Las aves, siendo los mejores bioindicadores de la calidad de nuestros ecosistemas, son las primeras víctimas de nuestras atrocidades con la Naturaleza, pero esto, por supuesto llega a nuestros organismos. ¿cuando se adoptarán medidas serias para atajar esto?, quizá cuando ya sea demasiado tarde.
   Están muy bien todos los programas de recuperación de los grandes y emblemáticos animales de nuestra fauna, pero si nos olvidamos de los que están en la base de la cadena alimentaria, al final la pirámide se derrumba y estás pequeñas aves nos están avisando.
   Recuerdo como hace más de veinte años, resultaba fácil encontrar colonias de abejarucos en cualquier talud del río o ribazos de caminos. Desde hace tres o cuatro años la mayoría de estas colonias han desaparecido, si acaso después de mucho buscar se pueden localizar algunas parejas desperdigadas.
   Esperemos que no sea demasiado tarde y cambie esta tendencia, para que nuestros ojos puedan seguir deleitándose con las acrobacias del pájaro más bonito de nuestra fauna, del pájaro multicolor, del pájaro arco iris.



















14 comentarios:

  1. Me dejas patidifuso amigo, no pueden ser más bellas y espectaculares tus últimas capturas del abejaruco, para recrearse en la armonía tornasolada conseguida y ese fondo, ay, qué fondos más bonitos obtienes con esa Sony, en verdad que "haces hablar" a tus fotografías. Por desgracia, priman los intereses económicos, y ya hace tiempo que nos estamos cargando el hábitat, el modus vivendi de muchas especies como la abeja y el abejaruco, sin darnos cuenta que a la larga, acabaremos también con el nuestro. Priman la sobreexplotación y el rendimiento, ergo la productividad, lo mismo en las personas que en el terreno, y cuando unos y otros se agotan, se cambian por otros nuevos y frescos, toda esta sinrazón´y osadía, lo pagaremos con creces. Menos mal que de momento, aún queda alguna bella criatura que tú y otros como tú, nos sirven en bandeja en nuestros monitores para deleite de los sentidos. Enhorabuena por tan sublimes imágenes de tan bella criatura como el abejaruco. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montecristo, pues si, a parte me mostrar bonitas imágenes, hay que decir la verdad de lo que está pasando, aunque no sirva de mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias Éric, espero que todo te vaya bien.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Cuanta razón tienes, son cosas que he pensado en algún momento y me sorprende que no se den cuenta o no les importe.
    Preciosas fotografías de esta bella ave.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carlos, la disminución de los abejarucos es algo palpable, por lo menos en mi tierra.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Preciosas imágenes.. Enhorabuena.. Hoy vi los primeros por mi zona.. :-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, este año se han retrasado un poco.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Preciosa serie con la que has empezado. Una especie que por su belleza se merece alguna sesión cada temporada y nunca defraudan. Enhorabuena por disfrutarlos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juampa, me alegra que te haya gustado, como bien dices una especie que uno no se cansa nunca de fotografiar.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Cuanta razón tienes amigo.
    Bonitas fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Francisco Pajuelo1 de mayo de 2017, 19:56

    Preciosas fotos!!!La verdad q es una especie q no te cansas de fotografiar de lo bonitos que son...ademas son agradecidos porque en general son más confiados q otras especies...Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Francisco, me alegro que te gusten.
      Un saludo.

      Eliminar